http://rodantpelmonenbici.blogspot.com/
Home: el nostre Planeta

diumenge, 11 de maig de 2014

¿Aparcas tu bici con seguridad? El test Hal Ruzal

Artículo de David García publicado en YOROKOBU 

A pesar de que la pinta de Hal Ruzal es la de un tipo que sí, que podría guindarte la bici en cualquier momento, lo cierto es que juzgar a las personas por su apariencia es algo propio de personas como Alfonso Rojo o Kim Jong-Un. No lo hagas. Lo que hace Hal Ruzal es examinar las bicicletas aparcadas en la calle para poner nota a la seguridad con la que se han dejado atadas. No dejes tu bici de cualquier manera o harás llorar a los hijos de Perico Delgado, aunque ni siquiera sepa si tiene.



Los consejos básicos son muy simples. No dejes tu bici enganchada a estructuras susceptibles de ser retiradas, como por ejemplo andamios. Ata el cuadro. Ata las ruedas. Ata el sillín y no utilices cierres rápidos para unir ninguna pieza del la bici al cuadro.

Mírate al espejo y repite conmigo: «No soy gilipollas». Porque no lo eres. Los gilipollas usan cadenas y candados de baja calidad solo por ahorrarse unos euros. Y tú no eres gilipollas, ¿verdad? (Yo sí, pero no por eso).

Para saber con más precisión cómo dejar tu bici en la calle sin peligro de que los cacos la vendan en la Cañada Real, la web Valencia en Bici hizo hace tiempo una guía muy completa.

Si además de no ser gilipollas eres un tío o una tía con corazón, lo que puedes hacer es lo que propone En bici por Madrid, imprimir estos consejos y dejarlos pegados en las bicis que han sido aparcadas con medidas de seguridad deficientes.

Vía Treehugger.

dissabte, 25 de gener de 2014

El hombre que vivía en su bicicleta

Guillaume Blanchet
"Me encanta estar en una bicicleta, me ayuda a sentirme libre. Me la dio mi padre. Después de días y días de pedalear las calles de Montreal, con frío o sol -e incluso con un poco de miedo- dedico este corto a mi padre"


dilluns, 23 de desembre de 2013

THE BICYCLE: agonía y resurrección de una bici abandonada

Un corto de Chris McCoy & Adam Neustadter. Texto: YOROKOBU

Las bicicletas también tienen emociones. Sufren cuando ven cómo sus dueños las relegan al trastero. The Bicycle es una entrañable historia que cuenta lo que pasa cuando tu propietario llega a casa un día con un velocípedo nuevo.

Relegado a la indigencia, el protagonista de la historia (la bici) vive una experiencia transcendental que lo obliga a reflexionar sobre el sentido de la vida.

The Copenhagen Wheel, bicicleta híbrida con asistencia eléctrica al pedaleo

Presentada en la Climate Change Conference 2009, celebrada en Coopenague -de donde recibe su nombre- parece ser que se va a comercializar en España, por fin, el próximo año. Una buena alternativa a la bicicleta eléctrica y a la dinámica convencional. La recarga de sus baterias no precisa de corriente eléctrica, procede del movimiento del/de la usuaria y su tecnología permite un gran número de prestaciones adicionales de gran utilidad, convirtiendo tu bicicleta común en una bicicleta inteligente.

No te pierdas el artículo de Nacho Palou que reproducimos a continuación y que fue publicado en #INNOVA en el año 2011

La administradora del blog

The Copenhagen Wheel es un desarrollo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) que se presentó como GreenWheel a principios de 2009. Consiste en una rueda de bicicleta que incorpora en la llanta, en el lugar ocupado por el piñón, un plato que contiene un motor eléctrico, una batería y un generador eléctrico. Por supuesto, también cuenta con un piñón y una cadena de bicicleta común.


La función del conjunto es recuperar parte de la energía procedente del movimiento para convertirla en electricidad que se almacena en las baterías. En este caso, la electricidad se obtiene principalmente de la energía liberada al frenar o al retener para descender una pendiente. De este modo, cuando es necesario un impulso extra –por ejemplo, al enfrentarse a una pendiente– el motor eléctrico entra en funcionamiento, reduciendo la necesidad de esfuerzo de pedaleo por parte del ciclista.

La electrónica incorporada en el plato es la que se encarga de detectar cuándo se está frenando (al pedalear hacia atrás) o cuando es necesario suministrar potencia eléctrica, en función de la fuerza ejercida sobre el pedal.  

El objetivo del proyecto The Copenhagen Wheel es hacer más atractivo el uso de la bicicleta, especialmente en entornos urbanos, donde su uso puede reducir significativamente la congestión de tráfico y la emisión de gases contaminantes o considerados causantes del efecto invernadero, como el CO2 originado por los vehículos de motor de combustión. El CO2 se produce por la quema de combustibles fósiles y, aunque no es nocivo, es considerado el principal causante del calentamiento global. 

Una de las grandes ventajas que tiene la rueda Copenhague –denominada así por la Cumbre de Copenhague en la que se debían establecer medidas políticas para combatir el calentamiento global y durante la cual fue presentada– es que precisamente hace que desplazarse en bicicleta sea más cómodo y requiera menos esfuerzo, aumentando además la autonomía del ciclista y eliminando el inconveniente que suponen los desniveles geográficos.

En la propia ciudad de Copenhague aspiran a que la mitad de la población utilice la bicicleta para ir al colegio o al trabajo de forma habitual, objetivo al que puede contribuir sin duda el invento al esta ciudad da nombre.

Pero la rueda Copenhague va más allá y forma parte, en palabras de Assaf Biderman, uno de los desarrolladores del proyecto, “de una tendencia más general: dotar de cierta inteligencia a los dispositivos que utilizamos habitualmente para lograr que nos hagan más fácil el día a día.”




En su configuración por defecto The Copenhagen Wheel dispone de una caja de cambios de tres velocidades, un sensor de par y una serie de baterías, además de los sensores mencionados y un módulo para comunicaciones inalámbricas por 3G y Bluetooth. Sin embargo, está diseñada para poder ser configurada según las necesidades de los usuarios. Por ejemplo, es posible añadir más baterías para obtener más impulso o añadir más sensores si se desea explotar aún más esa posibilidad.

Análisis del entorno e interacción
El mecanismo del MIT dispone de una serie de sensores que mide parámetros como la temperatura, humedad, la calidad del aire (concentración de monóxido de carbono y óxido de nitrógeno), la contaminación acústica o la velocidad y dirección de desplazamiento.

A través de un teléfono inteligente o smartphone, como un iPhone, con una aplicación específica, el ciclista puede interactuar con el mecanismo de propulsión y acceder a todas las mediciones registradas por la rueda, además de recibir datos relativos al recorrido realizado, velocidad y tiempos de desplazamiento, condiciones del suelo y del aire o el estado del tráfico en el entorno cercano.

Todos los datos recopilados durante el recorrido se puede compartir con otros usuarios, o de forma anónima con un sistema que define y presenta con precisión el estado de la ciudad a efectos de circular por ella en bicicleta.


 

Desde la página The Copenhagen Wheel: Data Interface se puede acceder a una aplicación online que ofrece datos en tiempo real enviados por los sensores de las bicicletas en circulación. De este modo se generan mapas de datos con información útil para circular: niveles de ruido, de gases nocivos procedentes de los vehículos a motor –como son el monóxido de carbono (CO) y el óxido de nitrógeno (NOx)–, así como valores de temperatura y de humedad.

Los datos ofrecidos pueden corresponder a mediciones en tiempo real o a un histórico por horas o por días; además es posible ver sólo los datos obtenidos por la bicicleta propia, por las de aquellos usuarios marcados como “amigos” (normalmente conocido en el mundo real) o datos de la ciudad en general, que se obtienen de aquellos enviados pública y anónimamente por diversos usuarios.

La opción de “donar” estos datos públicamente resulta en un beneficio para todos los usuarios, ya que cuantos más usuarios envíen estos datos más precisamente se puede conocer el estado del entorno y cuál es el impacto que tiene el transporte a efectos de congestión, ruido, temperatura y emisiones. Este tipo de información puede ser útil para todo aquel que desea circular en bicicleta, y puede ayudar al desarrollo futuro de las ciudades y su política de transportes.


Desde el teléfono también es posible acceder a rutas preestablecidas desde un ordenador, hacer un seguimiento del ejercicio físico realizado al circular en bicicleta o conocer la posición de amigos que también utilicen la rueda de Copenhague.

Vía Bluetooth, desde el móvil, se pueden ajustar parámetros de la rueda: cambiar de velocidad de marcha, establecer el nivel de asistencia proporcionado por el motor eléctrico y bloquear o desbloquear el mecanismo a modo de bloqueo antirrobo, que además envía un SMS al propietario cuando detecta que la bicicleta intenta ser movida estando bloqueada.

Fuente fotografía: http://www.digitaltrends.com/cool-tech/superpedestrian-finally-accepting-pre-orders-revolutionary-copenhagen-wheel/#/1

dilluns, 2 de setembre de 2013

A BICYCLE TRIP: EL PRIMER VIAJE EN BICICLETA DEL LSD





















Puede que la psicodelia de los años 40 fuera así. Puede que algún día viajara en bicicleta por las calles de Basilea. Un químico llamado Albert Hoffman montó en su bici para volver a casa. Había estado todo el día en el laboratorio. Investigaba los efectos de una sustancia que décadas más tarde recorrería el mundo con las siglas LSD.

El trayecto se produjo una noche en la primavera de 1943. Era un viaje en dos direcciones. La que lo devolvía a su hogar y la que lo llevó por zonas desconocidas de su mente. Eso es lo que cuenta esta pieza escrita, dirigida y realizada por Lorenzo Veracini, Nandini Nambiar y Marco Avoletta en recuerdo del suizo que sintetizó y descubrió, de forma accidental, los efectos de la dietilamida de ácido lisérgico (LSD).


A Bicycle Trip se estrenó en 2007 pero el viaje ni ha acabado ni acabará nunca.

Visto en Desmesura.org

Post de Mar Abad, redactora jefa de YOROKOBU
Basilea, 19 de abril de 1943. El Dr. Albert Hofmann, un químico, regresa a casa en bicicleta después de un día de trabajo en el laboratorio. Este episodio ha pasado a la leyenda, asociados con el descubrimiento de los efectos del LSD en la psique humana.
 
La película cuenta la historia de este famoso viaje, una imaginación poco convencional de los años 40 y el psicodélico viaje físico y emocional del protagonista en la percepción alterada por “ácido “, por las silenciosas calles de Basilea con un toque de humor.
- See more at: http://desmesura.org/nubes/el-viaje-en-bicicleta-del-dr-albert-hofmann#sthash.NPBqzW62.dpu
Basilea, 19 de abril de 1943. El Dr. Albert Hofmann, un químico, regresa a casa en bicicleta después de un día de trabajo en el laboratorio. Este episodio ha pasado a la leyenda, asociados con el descubrimiento de los efectos del LSD en la psique humana.
 
La película cuenta la historia de este famoso viaje, una imaginación poco convencional de los años 40 y el psicodélico viaje físico y emocional del protagonista en la percepción alterada por “ácido “, por las silenciosas calles de Basilea con un toque de humor.
- See more at: http://desmesura.org/nubes/el-viaje-en-bicicleta-del-dr-albert-hofmann#sthash.NPBqzW62.dpuf

diumenge, 28 de juliol de 2013

CRÓNICA DEL 1r DÍA DE LA MARCHA DE BICIS DESOBEDIENTE CONTRA LAS OBRAS DEL CORREDOR NAVARRO DEL TREN DE ALTA VELOCIDAD

Alrededor de 40 personas participaron en la localidad navarra de Altsasu en la salida de la marcha de bicis desobediente contra el TAV organizada por Mugitu Mugimendua, movimiento de desobediencia civil contra el TAV.

El 25 de Julio de 2013 y bajo un fuerte calor alrededor de 40 personas tomaron parte en la localidad navarra de Altsasu en la salida de la marcha de bicis desobediente contra el TAV organizada por Mugitu Mugimendua, movimiento de desobediencia civil contra el TAV. En el acto de salida tomaron parte txalapartaris de Sakana, se lanzaron varios cohetes y se dio la salida a la marcha con un corte de cinta simbólico para denunciar el proyecto del TAV. A la salida de Altsasu varias dotaciones de la Guardia Civil identificaron y retuvieron a los participantes, provocando el retraso en el normal desarrollo de la marcha.


A las 11:15 se dio una pequeña charla sobre la incineración de residuos en la cementera de Olazti, por parte de miembros de la plataforma 3 Mugak Batera. En Zalduondo los manifestantes se dirigieron a la casa que el escritor Bernardo Atxaga tiene en esta localidad. Allì se concentraron para denunciar que este escritor fue el promotor intelectual de Euskal Hiria. Se escucharon gritos: "Euskal Hiria, Atxagakeria".


Después tuvo lugar una charla sobre los impactos del proyecto del fracking por parte de miembros del grupo Fracking Ez Araban. Y ya a la tarde se vieron las obras del TAV poco antes de llegar a Urbina. Urbina es un pueblo emblemático debido a que en él se empezaron las obras del TAV en 2006 en contra de la voluntad del pueblo. En esta localidad tuvo lugar un pequeño homenaje a los vecinos/as del pueblo alavés por la resistencia y el apoyo mostrado durante estos años en la lucha por la paralización del TAV. En dicho homenaje se descubrió un monolito colocado en la entrada del pueblo, un bertsolari tomó parte en él con un par de bertsos y se leyó un pequeño poema escrito por Edu Zelaieta aludiendo a la memoria colectiva. Además se leyó un texto de elogio a Urbina por su referencialidad en esta lucha. Posteriormente el pelotón tomó rumbo hacia Legutio, donde se unieron los dantzaris de Sebastopol.


La etapa del día 26 partió de Legutio, para atravesar el trayecto afectado por las obras del TAV en las zonas de Aramaio y Angiozar.




Notícia publicada en TERCERA INFORMACIÓN

dimarts, 23 de juliol de 2013

DIME EN QUÉ BICI MONTAS Y TE DIRÉ QUIÉN ERES



Artículo escrito por Jaled Abdelrahi y leído en YOROKUBO
Puede que sepas manejarla sin manos, sin pies, a caballito o que seas un maestro de la virguería, pero ¿de verdad sabes qué significa una bicicleta? Los velocípedos recuperan, cada vez más, el lugar que los otros vehículos les quitaron en el asfalto, y esta vez regresan con carácter.


Andar hoy en uno de ellos, ya no es solo un medio de movilidad, es una cuestión de diseño para muchos. La editorial  Gestalten  se dio cuenta de eso y se ha encargado de demostrarlo a través de dos publicaciones de culto mecánico: Velo -Bicycle Culture and Design- (2010) y Velo 2nd-Gear (2013).


“Elegir utilizar una bicicleta en particular expresa una actitud y una forma de vida”, opinan Klanten y Ehmann, los editores de estos dos tomos. Su trabajo ha consistido en compilar las opiniones, las creaciones  y los estilos con el que los más implicados constructores de bicis, urbanistas de vías, artistas y diseñadores de estos vehículos, sus fotógrafos y el personal de montaje de las marcas más punteras han moldeado el mundo del velocípedo. Según ellos mismos denominan, “la banda salvaje de los ciclistas apasionados, los que dan forma a sus estilos, y los que realmente promocionan la bicicleta como una forma esencial de transporte”.





En el primer número de Velo (A striking visual journey into the multifaceted world of cycling), Klanten y Ehmann exploraron la estética de esta cultura a través de ilustraciones y fotografías. “Se trató de un viaje visual sorprendente en el mundo multifacético de la bici y las diversas tribus que la habitan: los hardcore trotamundos a dos ruedas, los mensajeros urbanos de piñón fijo, los relajados pedaleadores de bicicletas holandesas a la antigua, los ciclistas de competición de estilo vintage,  los fans de las máquinas de carreras de alta tecnología… y hasta las e-bikes”.


En ese último tomo trataron de definir cuál es “el alma” del ciclismo y la importancia de éste transporte. Para ello trataron temas que iban desde  el aumento del precio de los combustibles a la importancia de la conciencia ecológica; la presencia de las bicicletas en las zonas rurales y urbanas y la proliferación de carriles bici en grandes capitales como Copenhague o Manhattan. “La actividad se está convirtiendo en activismo, en estilo de vida”, definen los creadores. “Subirse a las dos ruedas es ahora un movimiento”.


Ahora han sacado un segundo tomo (I bike, therefore I am), la prueba de fe de que la desmotorizada  revolución continúa. En esta ocasión, ponen el acento en los escenarios de la cultura de la bicicleta moderna, desde la alta tecnología a las fixies pasando por las bicis de carga. “Hemos querido mostrar las bicicletas más destacadas e inusuales de la actualidad, y a sus jinetes”, explican.

Aprender quienes son los fabricantes más relevantes de larga o corta trayectoria histórica, saber cuáles son las tiendas especializadas más importantes del mundo o los recorridos imperdibles es una información más que útil para los amantes de las dos ruedas. Klanten y Ehmann,  además se han entretenido en descifrar los códigos propios  de los cabalgadores de cada uno de los estilos de bici que existen en la actualidad. “Marcos específicos, distinto estilo de ropa… el libro demuestra por qué cada vez para más gente las bicicletas han sustituido a los coches como los vehículos que mejor expresan su identidad”, adelantan estos autores. “Nos guste o no, la elección de un tipo de bici, ya sea una  antigua de ciudad, una de montaña, una de paseo, una fixie, o una de playa significa estar asociado a un cierto estilo de vida”.


Dicen que si uno aprende a montar en bicicleta ya no lo olvida nunca. Gestalten sabe que ese ejercicio de equilibrio, hoy por hoy, es tan solo un pequeño paso para el hombre en comparación con la gran pedalada que está dando la humanidad. La personalidad ahora se forja sin motor. El carácter, se desdobla en dos ruedas.

(Nota: Los libros de los que habla este artículo están publicados en inglés)

 

diumenge, 6 de gener de 2013

INFORME PEREGRINACIÓN 2011 A SANTIAGO DE COMPOSTELA

Os invitamos a conocer esta interesante estadística presentada por la Oficina del Peregrino -en cuya web podéis encontrar estudios similares a partir del año 2004- en la que se desglosa los recorridos de 2011 a través del Camino de Santiago, teniendo en cuenta aspectos como el sexo, medios, nacionalidad, motivo del viaje, lugar de salida, edad, camino escogido i profesiones de l@s participantes en la denominada peregrinación.


Accede al informe:

diumenge, 6 de maig de 2012

Reto polar: Cómo ir en bicicleta hasta el Polo Sur

Tormentas de nieve, ventiscas, zanjas por el hielo, mal de altura, congelación y ceguera de la nieve. Se parecen poco a los obstáculos tradicionales que un transeúnte o un ciclista tradicional enfrenta en un día cualquiera.


Helen Skelton, presentadora de un programa infantil en el Reino Unido, espera ser la primera persona en utilizar una bicicleta para llegar hasta el Polo Sur. Está planeando viajar 805 kilómetros a través de la Antártida y buena parte de ese trayecto lo hará sobre una bicicleta, así como a pie y en snowkite.

Lee el resto del artículo aquí.
Diario del viaje.

diumenge, 11 de març de 2012

dissabte, 10 de març de 2012

VALKENBURG: EL ÚNICO RECORRIDO SUBTERRÁNEO PARA BICICLETA DE TODA EUROPA

Valkenburg, en el suroeste de los Países Bajos, presume de tener el único recorrido subterráneo de Europa para mountain bike. Su longitud es de 10Km.  




Notícia y fotografías extraídas del períódico NEW ZEALAND HERALD

Toda la información sobre este recorrido en ASPadventure

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Affiliate Network Reviews